martes, 5 de junio de 2018

bueno...

Que bueno nacer feliz
y para cuando te sientas morir 
volver a la vida otra vez.
Que bueno ser parte de una misma cosa
y muy distintos a la vez,
como los dedos de una mano,
como los dedos de tus pies.
Y ser fuerte como dragón,
y no olvidar que fuiste huevo alguna vez.
Y si la vida quisiera corresponderme
bueno sería no olvidarte,
ni avergonzarme 
de cuanto te he llegado a querer. 
Ahora que he arrancado 
de mi calendario
todos los días de silencio 
y he vuelto a recordar
el perfume de tu piel.
Ahora que en mis adentros
permanece intacta la silueta de tu sonrisa,
la esencia de todo 
lo que una vez amé.

LPF.01f85

domingo, 20 de mayo de 2018

Y descubrir...

Y descubrir 
que duele más la ausencia 
que los días. 
Por lo pulcro del silencio
de quien pudo hacer 
y por temor 
el amar se guarda
haciendo tropezar 
la verdad y las lágrimas, 
con su apatía, 
más que con los besos. 
Y descubrir, 
que eran sus pechos
los que forma le daban 
a la suerte que le amparaba.
Y ahora maltrecho por las heridas
de los celos, la distancia y la hipocrecía
Pasa los días dando gracias a la vida,
más por lo que no le quita,
que por lo que le daba. 
Y descubrir,
que saben mejor los besos
en su boca pequeña
hecha de trozos de pétalos, 
espina, miel, cielo.
Hecha de flores secanas, pero no muertas
de lágrimas y esperanza
de casto e intachonado silencio.
Que en los labios de quien me idolatra
u ofrece sin reparo, 
la virtud entre sus piernas 
y voluptuosidad de sus pechos.
Y descubrir,
que no estaba hecho
de carne y huesos
ni de sanas costumbres
como el no amar o el olvidar...

LPF.01f85

lunes, 16 de abril de 2018

El tiempo pasa.

El tiempo pasa 
y mi piel de esperarte 
no se cansa. 
y esconde en cada gota de sudor, 
una lágrima. 
Y los detalles de cuanto le fue inolvidable
en los pliegues de un silencio
que hace punible la espera
de quien no intenta olvidar 
sin que antes, 
no hubiesen intentado olvidarle.
El tiempo pasa
y los latidos de mi corazón duelen, 
como pasos de semana santa. 
 Y se ralentizan y acompasan 
 acompañados del luto de una lágrima
que reverdecer la tierra pretende
si el llegar a la tierra, 
alcanzara.
El tiempo pasa 
y tú me pides que te olvide,
como si el cielo obviar las nubes pudiera
como si corresponder con mentiras, posible me fuera,
como si por no amarte pudiera
mantener la cabeza más alta. 
El tiempo simplemente pasa,
a veces amargamente sin detenerse,
más lento si pongo mi mano debajo de tu falda
pero, para cuando me miras y te beso
todo el tiempo del mundo 
se reduce a un momento
y la espera acaba.

   LPF01f:85

lunes, 19 de marzo de 2018

Un beso.



Y con los labios,
el alma me besa. 
Y cuando me toca con sus pimpollas manos
mis sentidos se elevan.
Cuando me habla
el sonido melifluo de su voz
sonroja mis orejas. 
Y me mira
y mis ojos con una sonrisa
lo celebran. 
Pero cuando me habla
me toca, me mira y me besa.
La felicidad con mis huesos baila. 
Y se me hace mal ajeno, 
la tristeza. 
Y más...
Y los planetas se alinean
y los colores polinizan mis días
y se preña de ilusión la tierra.
Y sienten envidia 
los otros hombres, los dioses
el atardecer y las flores.
y se engalanan para mí
las horas muertas.
Y entonces le miro 
y le beso
y quiero que perdure ese momento.
Y amo al prójimo, 
y perdono a quien daño me hizo, 
con sus razones o sin saberlo.
Y sin saber como 
los días de sol se me amontonan
y la lluvia y los días nublados, 
se convierten en preludio 
de algo perfecto.
Y me maravillan todas las cosas
las más pequeñas, incluso esas, 
que no son hermosas.
Y entiendo el milagro de la vida,
y la espiritualidad de las cosas
si tú me miras
si yo te beso.

LPF.01f85




jueves, 1 de marzo de 2018

Gente bonita...





... Y lejos de lo que imaginas, mi felicidad no es la antítesis de tus principios ni se contraponen a tus valores. Mi felicidad nace de los dolores... de los dolores del parto de mi madre, del dolor de las últimas palabras ( Te quiero hijo. ) y el recuerdo de mi padre. Mi felicidad nace del desconsuelo de un amor que más que imposible,  pareciere incurable y que con nostalgia recuerdo. Y de quien se enfada conmigo porque no le hablo en bastante tiempo y aún así le importo tanto, que me lo recuerda sin que su orgullo le pueda impedir el acercarse, llegado el momento. Mi felicidad nace donde todo se marchita y muere, como si la felicidad adversa me fuere. 
Y para cuando todo lo que creo que hacerme feliz puede, simplemente se aleja  sin que pueda hacer nada al respecto. Sólo entonces, las cosas importantes, esas que en algún momento descuidé o dejé a la intemperie, abandonadas más que a la suya, a mi propia suerte, prevalecen. Y no pierden el brillo, ni mueren, no desaparecen y si tienen patas regresan o simplemente vuelven. A veces tan sólo, para coser mis alas rotas... 




miércoles, 14 de febrero de 2018

Y en los días que vinieren....


...Y en los días que vinieren
si no te vuelvo a ver. 
Habré perdido todas las batallas,
habré el perdido el pelo y las ganas
la suerte y el alma,
pero no la fe.
Lo habré perdido todo,
incluso las palabras más sencillas,
mi razón de ser, la alegría
y para entonces
cerrar mis ojos podría
si en los días que vinieren,
no te vuelvo a ver. 
Porque encarar tus recuerdos, no podría.
ni olvidarte sin que el amor antes al cielo me eleve 
para dejarme caer,
en el nácar de tu sonrisa,
en la dulce sal de tu piel,
en la soledad sin ti de mis días 
arrugada en tinta indeleble 
y silencios de papel.
... si en los días que vinieren,
no te vuelvo a ver,
habré perdido todas las batallas
pero no, la fe. 



LPF01f85

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Una vida.



Si mil lágrimas 
valieran por un alma,
de entre todas y tantas, 
y sólo por las de mi negra hermana
hubiese vuelto a la vida
cual si la muerte le excusara.
Si el dolor su ausencia aliviara
o lo repentino de su partida 
gran consuelo mi madre encontraría, 
en esta larga y triste jornada.
Hoy no cunde la tristeza
ni de diciembre la alegría, 
me faltaron años, dineros y abrazarle.
Nos faltaron días...

 Por eso embiste la muerte con fuerza,
y arremete contra el alma mía. 
 no  amansa mi pesambre la aurora,
ni el gesto de quien por compasión
 para bien a estar bien me implora 
o a olvidar me convida.
Como si a volver no fueras,
ahora que sangre eres de mi sangre
y cicatriz de mis heridas.
Como si a volver no fueras, una y otra vez,
pero no entre lágrimas
o al menos no entre las mías.
Como si no supieran que tu muerte y mi dolor
son misma parte de una vida.



Para: Arquímedes Cobas (Papá) 


lunes, 20 de noviembre de 2017

Si bastara...



Si bastaran unas letras 
y todo lo que soy.
Si bastara mi sangre 
y de todo lo vivido, 
el amor.
Si bastaran tu soledad y la mía
para cerrar la herida
y mitigar el dolor.
Bien a desamparar tendría 
las lágrimas y esta melancolía 
que tacha mi debilidad  
y no la porfía
de quien no puede amarme
tanto como le amo yo. 
Si bastara una poesía
sin importar la lengua 
le escribiría,
hasta que la tinta cobrase vida 
o en el intento la perdiese yo. 
Si bastaran unos años, 
unos días,
si bastara una vida
o al menos ésta 
o la mía.
Solo por tenerte ,
no moriría... 
Oh dulce y gélida melancolía,
si bastara con olvidarle le olvidaría... 
Le olvidaría, pero no hoy.



LPF.01f85

martes, 31 de octubre de 2017

Desde entonces...



Desde entonces
no he vuelto a jurar.
Desde entonces, 
no he vuelto a creer.
Desde entonces
no han vuelto mis labios
a sellar promesa alguna
por más que lo procurase la luna
o velas negras ardiesen
para iluminar mi ser.
Desde entonces he visto 
mil atardeceres perecer
y todo lo que eran 
más no todo lo que fue.
He visto volar rasante una estrella
y el deseo de quienes le alientan a no caer.
He visto el mismo vuelo 
en alguna lágrima,
pero sin esperanza ni fe.
He visto al eco 
heredar una frase, una palabra
para romper el silencio
por el desasosiego 
de no volverla a ver. 
Desde entonces, 
he visto algunas olas, 
a la playa no volver.
Y de las cosas más viejas, el alma
y en mis sueños tu sonrisa
alguna vez.
He visto tanto, tanto
pero como tú,
a nadie más he podido ver, 
por cálido que fuera el verano,
por crudo que fuera
el invierno cruel.


LPF.01f85

viernes, 13 de octubre de 2017

Bien halla...



Bien halla,quien nada pide.
Quien alivio sin remedio alcanza, 
sabiéndose de suerte muy pobre
y con la esperanza mojada.
Bien halla quien el arrepentimiento no le ata,
quien la ira en furia,
su corazón no carcome, 
quien en la pena no ensalza la mirada
por mal de amores que afligen,
por fes que sentencian almas.
Bien halla, quien piensa lo que dice
y sabe el peso de sus palabras
quien agravios deshace
y deja de lado al orgullo 
y a la arrogancia postrada,
quien por bien propio,
no condena otras almas.
Quien regresa a sus raíces, 
con una sonrisa y no con lágrimas.
Bien halla, el que busca con ganas
quien de la verdad no se esconde
quien de su propio dolor no se apiada. 
 quien no pretende ganar el cielo, 
más que su alma.
Quien sabe dar los buenos días 
y las gracias.
Bien halla quien no pierde la calma.
Quien sabe olvidar a quien le olvida.
Quien ama y respeta,
a quien respeta y le ama.
Siempre bien halla...


No son más importantes los que tú quieres, que los que te quieren. 



domingo, 24 de septiembre de 2017

Lo que no tengo.



Tiene mis recuerdos
y a la intemperie
cada letra y lo que siento.
Sabe todo lo que no soy
y tiene de su parte el tiempo. 
Tiene todo lo que no tengo
y mi felicidad, 
y mi tristeza,
y mi aliento. 
Tiene mi alma
y en su mano estrujado
todo lo que guardaba en el pecho
tiene mi orgullo
y es la dueña 
de la parte más clara  
de mi silencio.
Y tiene los colores, la primavera
tiene la luna y el sol
tiene todos los finales 
y los comienzos.
Tiene mi última lágrima 
tiene el último beso. 
y atada a su sonrisa 
mi esperanza,
y todo lo que anhelo. 
Tiene mi suerte y mis ganas
y más que las noches
tiene mis sueños,
tiene la única gota de agua,
por la que de sed muero.
y la sal de mar salada
y el azul del cielo.
Tiene los andares, y la mirada...
Y yo que por no tener,
ni siquiera a quien culpar
de mi desdicha tengo.


LPF.01f85


martes, 8 de agosto de 2017

De mis días...


De mi garganta la nuez
de mis ojos la niña
y de todos mis días, 
de todos mis días la alegría,
hasta que la muerte nos separase
por encimarse la vejez.
Del silencio, los besos.
De todas las cosas, la más bonita. 
y de todas las veces,
y de todas las veces la primera vez. 
Así te quiero. 
Así pensé que me querías,
pero entonces me olvidaste. 
Y entonces yo sin querer te olvidé.
Te olvidé, sin  el rigor y la fuerza
sin la valentía, 
sin la valentía
de no volverte a ver.
Porque eras de mi alma la alegría,
de mi amor la sangre y la piel que le cubría.
Eras de mis pies la armonía
de mis ojos la niña
de mis ojos la niña. 
Y de todos mis días,
lo que nadie jamás podrá ser.



LPF.01f85

viernes, 28 de julio de 2017

Al final de mis días.



Cuando mis días terminen,
dejar las flores para abril.
Acurrucar vuestras lágrimas a mi vera, 
dejad que el silencio muera
y dar vida a los recuerdos
sin morderos la lengua.
Y no temáis, 
y creedme si os digo
que no vuelven los muertos,
muertos a la tierra. 
Ni dispersos en la niebla,
ni en las horas más oscuras
por santo que fuera el sepulcro
por más que le quisierais. 
Cuando mis días terminen 
quiero amanecer en la sonrisa
de quien por no olvidarme
con el dolor conviniera
convertirme en amor
o hacerme leyenda.
Sin abrir en el alma una herida
con el inflexible látigo de la tristeza. 
Para cuando mis días terminen
desde tus ojos de cristal
contemplaré la belleza
y con inefable delirio
te esperaré otros mil años, 
si mil años fueran. 
Como las flores año tras año
 esperan la primavera,
como la tierra espera, que la lluvia le posea,
como el amor al amor.
como cada día, hasta que muera.
Para cuando mis días terminen
habré vivido tanto,
que puede que de vivir
el final sea la mayor recompensa.  


LPF.01f85

martes, 4 de julio de 2017

Lenguas crueles.



Crueles lenguas
fustigan mi alma
por no poder escapar
de la mugre
y las patrañas
de quién por encender una vela
todo a su alrededor apaga.
Mientras si Dios tuvo, olvida
por abrazar la mentira
con trapisondas hazañas.
Áspero entonces se torna,
el rigor y la inteligencia
de las mismas lenguas
Y de quién por libertad, se adjudica
el derecho de dar consejos
más que dineros,
sólo porque los últimos
no le alcanzan.
Y para cuando callarlo intentas,
vano esfuerzo encuentras
más, menos por la ira
Y sí por la soberbia
de quien pretende llegar al cielo
enmascarando el hedor de sus palabras
con sus glorias amargas.
Crueles lenguas
fustigan mi alma
cómo si en la plaza de la Cruz verde
quisieran colgarla.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Mañana...

Uno de nosotros,
callará para siempre 
nuestra historia
por la llama que de antaño
quemaba sin compasión el silencio.
Aunque para entonces, 
sólo queden las cenizas y los restos
de la última vez que nos dijimos adiós.
Uno de nosotros 
volverá sin importar el camino
sin importar el dolor 
puede que por la dicha del viaje
puede que por amor
puede que por hundir la mirada 
en los ojos del otro
puede que por fundir 
los labios y el corazón. 
Uno de nosotros 
acudirá a la soledad sin remedio
Y en los días de después
sin que medien palabras 
y antes que al alba
se ilumine el cielo.
Quedará el amor en ayunas
entre mil sabanas y otros cuerpos,
 tendido en el suelo,
por un poco de calor,
ya sin fe, sin ganas, sin aliento.
Sin el pálpito
de volver a vernos mañana
Sin consuelo...
Uno de nosotros 
callará para siempre 
nuestra historia, 
pero no le servirá de nada
tanto silencio

LPF01f85

miércoles, 10 de mayo de 2017

Díjose


Dícese que eran la noche y el día. 
Dícese que sin uno, 
el otro no existía.
Díjose tantas cosas, 
que todas parecían mentiras 
"que él la había olvidado"
"que ella no le quería"
Díjose tantas cosas,
porque nadie a ciencia cierta, 
lo sabía...
LPF.01f85.
Titulo: Forma poética antigua.

sábado, 1 de abril de 2017

Entre orujo y guitarras.




Presta has de venir Aurelia, 
a poner en este holgorio 
orden y recato.
Presta, diligente y oficiosa,
que entre orujo y guitarras
pareciere que tu yerno
hubiere perdido el honor y las ganas
de agradar a su bella esposa.
Y como del diablo son esas cosas
Y los tontos suelen acertarlas.
puesta en aviso te pongo
antes que una maldición,
pese sobre su espalda
por buscar calor en otras sabanas
no sin antes tropezar con su torpeza
más que con sus ganas.
Y si ante Dios pone su palabra
ante el mismo Dios que ama y le espanta
recibirá de vuelta,
más que todo lo que pida
todo lo que haga.
Porque cuanto más alto
vuela la mentira,
más duele la caída sobre la espalda.
Y como no quiero que se me acuse
de tener la lengua larga
me callo y no diré comadre más nada.
para que nadie me recrimine
el no ver la viga y sí la paja
Por eso a la mía le he dicho,
que se abotone la camisa,
que se coloque la falda,
y que esconda esa sonrisa de santa,
porque donde ella no ve nada
otros a ver demonios alcanzan.
Porque no hay prueba de amor
de hombre con esposa.
Ni se cosecha con gozo,
cuando se siembra
sobre felicidad malograda.